¿Cuáles son las variables macro que interesan a un empresario PyME?

Factores como la masa monetaria, la tasa de interés, la inflación y el tipo de cambio influyen en el día a día de las pequeñas y medianas empresas. Las reglas de juego nunca están claras, sólo se trata de saber jugar.

Santiago Nairu*

Las variables que tomemos en cuenta para analizar el contexto en el que nos movemos van a depender nosotros, de quienes somos. Por ejemplo, el tipo de cambio va a importarle más a una empresa exportadora o que utilice una gran cantidad de insumos importados, mientras que el precio de los commodities interesará principalmente a una empresa con insumos básicos. Sin embargo, algo es claro para todos: los datos de las variables macro no interesan solamente a un inversor de bolsa, sino que tienen una gran incidencia (y muchas veces mayor de la que creemos) en el día a día de las pequeñas y medianas empresas.

¿Qué variables podemos tener en cuenta?

Masa monetaria

La cantidad de dinero circulante en la economía se denomina “masa monetaria”. Según la extensión de activos monetarios tomemos, vamos a tener diferentes extensiones de la definición. Pero básicamente se trabaja con el concepto de “M2”, que es el total de monedas y billetes en manos del público y las empresas, más las cajas de ahorro, más las cuentas corrientes y plazos fijos de menos de un año de plazo. La masa monetaria está regulada por el Banco Central, que regula la creación de dinero a través de la “política monetaria”.

El comportamiento y los efectos de la masa monetaria son motivo de discusión para los economistas. El debate más interesante es si la creación de dinero y el impulso del gasto (por parte del Gobierno) pueden impulsar la demanda de la economía o no.

Más allá de este debate, es muy importante seguir bien de cerca los efectos que producen las modificaciones en la base monetaria. El dinero funciona como equivalente de las cosas (cambiamos 1 chicle por 25 centavos y un chupetín por un peso porque daríamos 4 chicles por un chupetín). Por lo tanto, manejar la masa de dinero que circula en la economía tiene efectos reales. Si la masa monetaria (el M2 del cual hablábamos al principio) aumenta en mayor medida que el volumen físico de la producción (la cantidad y calidad de las cosas) entonces ese excedente de dinero se trasladará a una baja de la tasa de interés y a los precios (inflación). Lo primero es porque, como hay más dinero disponible, es más fácil conseguir financiamiento y por lo tanto bajan los intereses que hay que pagar para, por ejemplo, un préstamo. Lo segundo, porque los consumidores y las empresas tienen más dinero disponible para comprar bienes que no han crecido tanto en su volumen.

Inflación

La inflación es la persistente suba de precios en una economía. Sus causas también son grandemente discutidas, pero básicamente podemos señalar a los aumentos de precios por los grandes actores del mercado (proveedores de materias primas, alimentos e insumos, supermercados, commodities industriales, servicios), la inflación “externa” (importada por el aumento de precios en el resto del mundo) y la política monetaria (cuando la creación de dinero supera el aumento del volumen físico de la producción).

Tipo o tasa de interés

El tipo de interés no es otra cosa que el “costo del dinero”. Sí, el dinero tiene un costo, el costo del financiamiento. Cuanto más fácil sea fondearse (conseguir dinero), más bajas van a ser las tasas de interés de la economía. Por eso el Banco Central decide la cantidad de dinero que imprime teniendo en cuenta qué tasa de interés quiere que se maneje como base en la economía del país.

Con bajas tasas de interés, las empresas tienden a endeudarse para producir, porque esperan conseguir rendimientos superiores a la tasa de interés. Con tasas muy altas, nadie se endeuda y los depósitos fluyen hacia los bancos en busca del rendimiento del dinero. Lo importante, como siempre en la economía, es no fijarse en el tipo de interés nominal sino en el real, es decir descontando la inflación.

Tipo de cambio nominal y real

El tipo de cambio nominal es la relación entre dos monedas, la local y la extranjera. Se mide como el cociente entre moneda local dividido por su equivalente en moneda extranjera ($/U$S). Por eso, cuando se habla de tipo de cambio “alto” quiere decir que se necesitan más pesos para comprar un dólar.

El tipo de cambio real es ese tipo de cambio nominal, ajustado por la relación entre los precios extranjeros y los locales, lo cual nos da la relación entre el poder de compra de la moneda de ambos países. Es decir: e= (E x P*) / P

Donde e es tipo de cambio real, E es tipo de cambio nominal, P* índice de precios externos y P índice de precios nacional.

P está en el denominador porque cuanto más caras sean las cosas en nuestro país, se necesita más moneda extranjera para comprar algún bien nacional. Por el contrario, cuanto más caros sean los bienes en el exterior, los bienes argentinos van a ser comparativamente más baratos. El tipo de cambio, según que moneda e índice de precios se use puede ser bilateral o multilateral. Es decir, se puede fijar el tipo de cambio real con Brasil, con EEUU, con Europa, con China, con un promedio del resto del mundo… y cada cual va a depender no sólo de la cotización de monedas sino también del nivel de precios de cada país.

Según en qué sector se mueva cada empresa (exportadora, importadora o competidora con bienes de otros países), le va a interesar el tipo de cambio real de su sector y del país con el cual se relacione.

Como se ve, no es sólo cuestión de ver cuánto está el dólar.

Siempre tener en cuenta la situación general es fundamental a la hora de tomar una decisión. Lo importante es no bajar la mirada más confundido de lo que la subimos. Más allá de los imponderables, sacar las conclusiones que necesitamos para tomar la decisión, o, por lo menos, enmarcar las decisiones que necesitamos tomar.

*Economista.

Fuente: MateriaBiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>